Silvia Oceransky «El compromiso y la coherencia como base del cambio organizacional»

En dos líneas. ¿Quién es Silvia Oceransky? ¿Qué le motiva en el área de la Seguridad, Salud y Bienestar Laboral?

Silvia Oceransky es artesana del cambio cultural, luchadora por el bienestar y la seguridad de las personas y enamorada de su profesión. Mi vocación es ayudar a organizaciones y personas a vivir y convivir mejor.

Silvia, se autodenomina Consultora Artesanal en Seguridad y Salud. ¿Por qué artesanal?

Artesanal porque cada organización y persona, cada grupo humano, es diferente, por lo que lo que necesita para lograr sus objetivos debe ser adaptado a sus peculiaridades. Cada proyecto es único, realizado con herramientas de análisis, cariño y eficacia, por eso artesanal.

Realiza Coaching en Seguridad y Salud para Directivos, mandos, técnicos… ¿Qué es el Coaching y cómo se puede aplicar en Seguridad y Salud?

Es complicado explicar qué es el Coaching en una frase, pero digamos que el coaching que yo practico consiste en liberar el potencial de las personas, las organizaciones o equipos, para que puedan llevar su rendimiento al máximo. Es un proceso de toma de consciencia, en el que las personas/equipos toman consciencia de los hechos no porque se los trasmita el coach, sino por sí mismas, gracias al estímulo del coach. Es una metodología que busca provocar cambios en el futuro.

En este sentido se puede aplicar a Seguridad y Salud tanto a nivel individual como organizacional. Se trata de que las organizaciones, grupos (mandos, dirección, trabajadores…) o personas tomen conciencia de dónde están, dónde querrían estar y qué necesitan para llegar. El Coach acompaña, pero el camino es de ellos, lo cual ayuda a la responsabilidad y la sostenibilidad.

Los adultos, y las organizaciones, aprenden de la experiencia y de lo que perciben así que yo les ayudo a descubrir dónde están, dónde quieren estar, qué incoherencias tienen y cómo pueden ir hacia los objetivos que se hayan marcado.

Con frecuencia se habla de que el nivel de cultura preventiva en nuestras organizaciones es muy mejorable. ¿Está de acuerdo con esa afirmación?

Creo que el nivel de cultura preventiva en la sociedad ha mejorado mucho en los últimos años. Llevo más de 20 dedicada a esto y he visto cambios, tanto sociales como organizacionales. ¿Nos falta camino para llegar a donde a mí me gustaría que estuviéramos? Claro, sin duda, pero para eso se necesita que cambie la mentalidad social y organizacional en más cosas que en cultura preventiva. Tiene que ser un cambio más global hacia la responsabilidad, la consciencia, la colaboración, el respeto, la participación, la inclusión, y un largo etcétera, en donde las personas sean el centro.

¿Cuál es la base de una verdadera cultura preventiva (integrada en los valores de la organización y las personas)?

Ya lo adelantaba, la base son las personas. Y la coherencia. Porque sin coherencia no hay compromiso, que es lo que hace que las cosas cambien. Conozco empresas que están inmersas en programas de empresa saludable y sus trabajadores no pueden ir a las funciones escolares de sus hijos, o acompañar a su madre al hospital, u opinar cómo debería hacerse su propio proyecto de desarrollo.

La base son las personas, pero en su conjunto, no en la parte que a mí me interesa. Y el compromiso lo demuestran los hechos, no las palabras. Por eso es necesario hacer mucho auto análisis organizacional, para que el compromiso sea sólido y se pueda construir desde la coherencia y la intención.

A los profesionales de la Seguridad y Salud se les enseñan conocimientos técnicos fundamentalmente. ¿Qué pasa con las habilidades transversales como la comunicación, la gestión del cambio, el liderazgo…?

Si miras lo que dice el Reglamento sobre la formación de los técnicos de prevención, vemos la raíz de la cuestión. Se creía (pienso que ahora ya ha cambiado) que para ser un buen profesional de la seguridad y salud había que tener mucho conocimiento técnico. Es cierto, el conocimiento es importante, pero no es suficiente. Nuestra profesión debe ejercer influencia y facilitar cambios, organizacionales y personales, y eso no se puede hacer sin una gran habilidad relacional, emocional y personal.

Hay que entender las resistencias al cambio, hay que saber cómo trabajarlas, hay que dar a la gente lo que necesita y para eso hay que saber escuchar. Tenemos que conocer las claves del liderazgo, del trabajo en equipo, del comportamiento, del factor humano…. Y de una gran cantidad de habilidades que no son técnicas porque al final, las personas son mucho más importantes que la tecnología o los sistemas.

La buena noticia, es que estas habilidades también se pueden aprender y practicar. Con compromiso y coherencia, como todo.

Participa en una mesa sobre Cambio Cultural durante el II Congreso Prevencionar bajo el lema “De la Teoría a la Práctica” ¿Puede hacernos un adelanto de lo que tratará en su intervención?

En esta mesa redonda contaré con la participación de tres grandes profesionales del campo de las operaciones y la producción en la industria. Con sus testimonios pretendemos dar la visión de experiencias prácticas de cambio cultural, desde el punto de vista de Producción. Para ello contaremos con un Director de Operaciones, un Director de Fábrica y una Jefa de Producción de diferentes compañías. Creemos imprescindible escuchar su percepción y su experiencia, como un ejercicio de empatía, para ver cómo se nos ve y qué les ayuda (y qué no). Y también que nos cuenten sus éxitos y dificultades, para entendernos mejor mutuamente. 

Díganos una razón por la que los profesionales del sector de la Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo no pueden perderse el II Congreso Prevencionar.

Creo que los profesionales del sector tienen que acudir al Congreso Prevencionar para escuchar otros puntos de vista. Los profesionales de Seguridad y Salud, como cualquier persona, tendemos a quedarnos en nuestro espacio de seguridad, en donde sabemos lo que sabemos y sentimos que tenemos las cosas bajo control. Creo que es un error, tenemos que salir, escuchar otras opiniones, incluso contrarias, ponernos en otras situaciones, cuestionarnos todo lo que hacemos, probar cosas nuevas, por profesionalidad y también por crecimiento personal. El Congreso Prevencionar es un buen sitio para escuchar y retarnos internamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *