Razones para presentar tu Póster en el II Congreso Prevencionar 2019

Más allá del propio prestigio profesional y personal, son diversas las razones que se podrían alegar para presentar un Póster en el II Congreso Prevencionar de Madrid 2019.

Algunas cuestiones previas:

Según el Diccionario de la Lengua Española, un póster es un «cartel que se fija en la pared sin finalidad publicitaria o habiendo perdido ese carácter».

La presentación en forma de póster en congresos o reuniones científicas se inició en la década de 1970. Es ésta una alternativa a la comunicación oral, que tiene la misma finalidad, pero que además ofrece la posibilidad de poder presentar estudios, proyectos o experiencias que por diversos motivos no se puedan presentar como comunicación oral. En cualquier caso, y sea cual sea el motivo por el que se utiliza el póster, no debe considerarse como una forma de presentación menor ni de peor calidad que las comunicaciones orales.

El pósterconstituye un tipo de comunicación con un potencial enorme. Posibilita la transmisión concisa, clara y permanente (mientras dura la reunión o congreso) de su contenido, sin la fugacidad que impone una comunicación oral. De esta manera, puede ser analizado con detenimiento por los asistentes a una velocidad que se ajuste a sus capacidades e intereses, y posibilita el objetivo último de toda comunicación en un congreso: la transmisión de un mensaje por parte del autor y su captación por parte de los demás. Además, la posibilidad de entablar una comunicación directa con el autor o autores del póster permite el comentario de su contenido, la discusión ordenada, sosegada y tranquila, el intercambio de opiniones, etc.

Razones para presentar tu póster al Congreso Prevencionar

Además de las ventajas a las que ya hemos hecho anteriormente, es interesante tener en cuenta que:

  • La audiencia (los asistentes al congreso) puede leer, analizar y estudiar el contenido del póster cuando quiere y durante tanto tiempo como desee.
  • El póster permite establecer un contacto directo con los autores (sobre todo durante el tiempo en que el autor, siguiendo las indicaciones de los organizadores del congreso, debe permanecer junto al póster).
  • La representación gráfica (el póster en sí mis- mo) puede facilitar la comprensión del con- tenido de lo que se quiere comunicar: «una imagen vale más que mil palabras».
  • Es más fácil recordar o retener imágenes –sobre todo si se dispone de tiempo para mirarlas con detenimiento– que recordar o retener una presentación oral («las palabras se las lleva el viento»).
  • El póster, si está bien diseñado, permite realizar la presentación de un trabajo de forma rigurosa pero, al mismo tiempo, amena, agradable y atractiva.

     

Por medio de un póster no sólo se puede conseguir un certificado de presentación útil para su curriculum, sino que también pueden obtener, entre otras muchas cosas, colaboraciones profesionales, feedback útil con el que mejorar su trabajo o citas en artículos científicos hacia sus investigaciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *