Nuria Carbajales “Los cambios en las organizaciones nacen de las reflexiones estratégicas compartidas”

¿Quién es Nuria Carbajales? ¿Cuál es su relación con la Seguridad y Salud?

Con formación académica de grado de minas y energía, en el año 2000 obtuve el título de Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales y desde entonces he desarrollado puestos de responsabilidad en esta área, en diversas organizaciones y sectores.

Desde que inicié mi andadura en AUSOLAN, he diseñado el sistema de gestión de PRL para todo el grupo, compaginando la legalidad, la visión de la PRL que tenemos y las necesidades de AUSOLAN y me he responsabilizado de su implantación efectiva, certificándose en la norma OHSAS 18001 en el 2014 y en el modelo de gestión de organización saludable en el 2017.

Como responsable del área de prevención de AUSOLAN he traccionado la prevención efectiva para la creación de una cultura preventiva en todos los trabajadores, integrando la prevención en todas las formas de hacer y en todos los trabajos de AUSOLAN, la línea de mando es responsable en última instancia de sus personas y por lo tanto del bienestar de sus equipos.

Ausolan es un proyecto incardinado al Grupo Mondragón. Una marca que engloba 15 empresas líderes del sector de restauración a colectividades. Su origen como cooperativa de trabajo asociado. Esta condición, ¿Ha favorecido su modelo de gestión con el foco en la persona íntegramente considerada?

Por supuesto, una cooperativa de trabajo asociado por definición es una empresa de economía social y por lo tanto la persona está en el centro de todas sus acciones y decisiones. Así, considerando que la prevención de riesgos laborales forma parte del área de personas, esta visión integral e integradora de la persona en el entorno laboral nos ha hecho trabajar en una prevención eficaz y efectiva para las personas y como no podía ser de otra manera, ejecutada por ellas mismas. La prevención hoy está en el ADN de cada uno de los trabajadores de AUSOLAN y es lo que ha hecho que en estos momentos estemos certificados en el modelo de organización saludable.

Desde el 2010, en todas las reflexiones estratégicas, una de las principales conclusiones del Consejo de Dirección, es que las personas son el principal activo de nuestra empresa, lo que imprime un factor diferencial a nuestro servicio. En definitiva, nuestra ventaja competitiva es que solamente cuidando a las personas podemos cuidar a nuestros clientes y consumidores.

La denominación “Área de Organización y Desarrollo de Personas” dista mucho de la denominación tradicional que suele ser Área o Dpto. de Recursos Humanos. ¿Está cambiando la forma en la que se gestionan las personas en las organizaciones? ¿Cómo se produce ese cambio en las organizaciones?

Sí, en estos momentos los equipos directivos de las organizaciones han llegado a la conclusión de que invertir en las personas es lo que va a hacer que las organizaciones prosperen y tengan continuidad en el futuro, es decir, construir puestos de trabajo de calidad y en nuestro sector las personas hacen que el producto sea diferencial. Se gestionan desde el cuidado integral, físico y emocional. Teniendo profesionales cualificados, motivados y en definitiva felices, solo así pueden implicarse y dar lo mejor de sí mismos.

Los cambios en las organizaciones nacen de las reflexiones estratégicas compartidas, en las que se analiza y se determina cual va a ser la visión, la misión y estableciendo los valores necesarios para que en el periodo de referencia podamos alcanzar los objetivos marcados y todo ello impulsado por el consejo de Dirección que en cascada lo trasmite a toda la organización.

Explíquenos el proyecto LIDERA. ¿En qué consiste? ¿En qué momento se encuentra?

LIDERA es un proyecto estratégico, no solo del Departamento de Personas, sino de la Dirección General, Consejo de Dirección y Consejo Rector, con el objetivo de definir como gestionamos Personas, es decir, como se LIDERA en AUSOLAN, como elemento impulsor de nuestra cultura, estrategia y modelo organizativo y, su despliegue en la práctica.

LIDERA, como hemos indicado, se inicia con una reflexión estratégica compartida sobre la cultura existente en el 2010: La cultura facilita la implementación de la estrategia socio-empresarial, porque determina en la manera de hacer de las personas, en cuanto que indica “que se valora en esta organización”.

Es un programa de habilidades “ad hoc”, alineado con la cultura actual de AUSOLAN y la cultura deseada, potenciando la generación de evidencias conductuales que pongan de manifiesto una cultura organizativa que plasme nuestros valores.

Hemos tenido que superar algunas barreras como por ejemplo: “Yo no lo necesito”, “Yo no puedo cambiar”. Pero al estar todas las personas involucradas de alguna manera, algunos como participantes en primera persona, otros como tutores y otros como co-formadores, apoyando en el proceso de los que lo inician, esto creemos que ha marcado la diferencia con otro tipo de programas.

En estos momentos se está diseñando la siguiente fase del proyecto incluyendo las conclusiones de la última reflexión estratégica del Consejo de Dirección, las experiencias de los programas anteriores, así como las evaluaciones psicosociales que se han realizado.

El desarrollo del proyecto ha sido satisfactorio, pero los cambios no se ven con la rapidez deseada, somos conscientes de que los cambios en las personas tienen su propia velocidad, lo que hacemos con el proyecto Lidera es propiciar, animar e incentivar el movimiento hacia la cultura deseada, mostrando vivencialmente el beneficio del cambio.

En una empresa como Ausolan, se ha logrado un equilibrio entre poner el foco en las personas y el foco en el negocio/actividad. ¿Ha sido un camino sencillo? ¿Qué acciones han sido clave para lograr ese equilibrio?

En estos momentos el Consejo de Dirección, el Consejo Rector y el Consejo Social creen profundamente que se ha llegado a un equilibrio, las personas son las que participan íntegramente en el negocio/actividad, ya que somos una empresa cuya actividad principal consiste en personas que atienden a personas. El camino no ha sido sencillo, y sobre todo en estos tiempos de crisis, pero creíamos profundamente que era necesario.

Por otro lado, sabemos que el equilibrio es dinámico y cambiante. El apoyo a las personas en su adaptación, en la asunción de las nuevas formas y realidades (considerado como evolución) es el “core” de la función de PRL.

Las acciones principales han sido la concienciación de la importancia de las personas, la gestión de las emociones como elemento diferencial y el establecimiento de cauces de comunicación bidireccionales, vivos y fluidos, más allá de la transmisión de información como por ejemplo, el proyecto LIDERA, en todas sus fases, el proyecto ELIGE, BULTZA,…

Una de las características de una organización saludable es que sea capaz de llevar su impacto positivo también a su entorno. ¿Qué acciones se llevan a cabo desde vuestra organización? ¿Puede hablarnos de la iniciativa “Pasaporte Saludable”?

AUSOLAN participa en el entorno, devolviendo parte de los beneficios, de todo tipo, que él mismo nos ayuda a generar. Creemos firmemente que las empresas deben contribuir a hacer un entorno mejor, que redunda en nuestra gente y en definitiva, en nuestra sociedad.

AUSOLAN, además participa activamente en proyectos solidarios, directamente – propuestos por nuestros trabajadores – así como aquellos propuestos o liderados por nuestros clientes, además promovemos la integración de personas con dificultades, en nuestros propios centros de trabajo, y contribuimos activamente a la formación de jóvenes, generando oportunidades profesionales y desarrollen todo su potencial.

Además trasladamos conocimientos a la comunidad a través del proyecto educativo, conocimientos sobre seguridad y salud, y establecemos políticas de carácter medioambiental incluyendo la correcta gestión de residuos.

El “Pasaporte saludable” es un proyecto desarrollado por Fundación EROSKI y AUSOLAN que promueve la alimentación sana y los hábitos saludables. En el cual los niños de primaria a través de juegos, se introducen en un mundo de aventuras saludables y la motivación para participar en estos juegos a parte de los propios retos, es que hay sorteos y pueden ganar premios. Se les entrega un documento virtual en el cual queda plasmado su camino hacia la salud. El pasaporte, que es como un diario virtual, sirve para demostrar que se van completado las etapas o actividades y para participar en los sorteos.

A día de hoy en esta iniciativa se han creado 532 pasaportes individuales y 105 pasaportes colectivos aproximadamente.

Sin duda Ausolan es un ejemplo de organización saludable. Con su experiencia en este modelo ¿Qué consejos daría a otras empresas para que adopten un modelo de gestión que ponga el foco en las personas, en su seguridad, salud y bienestar?

Lo más importante, es que nazca de una reflexión estratégica compartida y pilotado e impulsado en primera persona por el Consejo de Dirección, para que llegue a buen puerto.

Además son necesarios el tesón y la perseverancia, puesto que se trata de una carrera de fondo. Hay que trabajar duro, pero desde el convencimiento; los cambios son lentos, pero una vez producidos, son duraderos y consistentes. Es importante detectar quienes van en cabeza y quienes en el furgón de cola y apoyar a todos para que impulsen a AUSOLAN en la dirección correcta.

Participa en el Congreso Prevencionar en la mesa OTP sobre Casos de éxito de organizaciones saludables. ¿Puede hacernos un adelanto de las cuestiones que abordará en la mesa y porqué los asistentes al Congreso no pueden faltar a ella?

A lo largo de una hora, los participantes comentaremos desde nuestra experiencia práctica en organizaciones saludables, las claves que han propiciado que nuestras empresas avancen hacia un modelo de organización saludable y considero que es muy enriquecedor conocer de primera mano las experiencias de otras organizaciones.

Todos tenemos vivencias desde el acierto y desde el error. Es importante tomar ideas, dejarnos aconsejar sobre cómo podemos trasladarlas a nuestra realidad y, de nuevo, poner el foco en las próximas metas. El horizonte es retador y ambicioso.

¿Por qué cree que los profesionales del sector de la Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo deben asistir al I Congreso Prevencionar?

Para aprender de otros. Es importante contar con expertos que han recibido capacitación especial o que han desarrollado otros proyectos sobre entornos de trabajo saludables. Y sobre todo, hay algo que no se aprende y que es la actitud: Solo un profesional con actitud adecuada, con capacidad de escucha y visión de futuro, respecto de su organización, puede movilizar a su empresa hacia una cultura preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *