Natalia Fernández “La Cultura del Bienestar junto con la integración de la PRL son factores inseparables”

¿Quién es Natalia Fernández Laviada? ¿Cuál es su relación con la Seguridad y Salud?

En primer lugar, agradeceros el poder participar en el Primer Congreso “PREVENCIONAR”, es un orgullo y un placer estar en este prestigioso foro. A todos los que no me conocéis, deciros que soy cántabra, licenciada en derecho, Técnico Superior de PRL, auditora en Sistemas de Gestión de SST, experta en organización e innovación en la gestión de empresas, y en dirección y gestión de servicios sanitarios y sociales, pero sobre todo, una gran apasionada de las PERSONAS y de la necesidad de generación de una comunidad de conocimiento en materia de Seguridad y Salud Laboral en este país.

Llevo 15 años, en la que siento mi casa, Fraternidad-Muprespa, desempeñando diversas funciones en servicios con mutualistas, como directora provincial, subdirectora general de Organización y Red, y actualmente, subdirectora general de Prevención, Calidad y Comunicación.

Desde el 2011 formo parte del Comité de Dirección F-M, he sido la primera mujer en España en un comité de Dirección de una mutua colaboradora con la SS, gracias a un Plan de Igualdad y a la sensibilidad de Gerencia con el empoderamiento femenino. También soy miembro del Comité de Recursos Humanos, Comité de Tecnología, Información y Comunicaciones, del Comité del Plan Estratégico Corporativo de F-M y pertenezco a la junta directiva de AESPLA.

Las estadísticas de siniestralidad laboral reflejan una mayor prevalencia de los accidentes de trabajo en las PYMES. Desde Fraternidad-Muprespa ¿Qué lectura hacen de las estadísticas de siniestralidad en este sentido? Muchas veces se atribuye a una menor disponibilidad de recursos, pero ¿Cree que puede deberse a una menor concienciación y sensibilización en PRL? ¿Y al mayor desconocimiento de la normativa en PRL?

Observando las cifras de empresas inscritas a la Seguridad Social en el primer cuatrimestre del 2017, hay algo claro: España es un país de PYMES (menos de 250 trabajadores) y MICROPYPMES, más del 99%. Además por segundo año consecutivo, continúa la tendencia alcista de la siniestralidad laboral, que no se producía desde el año 2007.

Considero que puede deberse a una menor concienciación y sensibilización en PRL, y al mayor desconocimiento de la normativa sobre SST. Por ello desde Fraternidad-Muprespa trabajamos de manera continua con un gran equipo de profesionales y larga experiencia en SST para disminuir estos factores.

En la mayoría de los casos, para las pequeñas empresas el ámbito de aplicación y la eficacia de la gestión de la SST siguen constituyendo un reto particular porque la LPRL no se ajusta suficientemente a su realidad. El grado de cumplimiento de la integración de la SST difiere con el tamaño de la empresa, las pequeñas organizaciones siguen tendiendo a cumplirlo en menor medida.

Y esto se debe a múltiples causas, que van desde la dificultad inherente a respetar las disposiciones reglamentarias y administrativas, a menudo por no disponer de asesoramiento directo, hasta el desconocimiento de las obligaciones, la ausencia de orientación o una insuficiente garantía del cumplimiento de la legislación. Los costes derivados del cumplimiento son también más elevados para las pymes en términos relativos. De ahí el tenaz esfuerzo de F-M por acompañar a las PYMES en su recorrido hacia la reducción de la siniestralidad laboral.

Ya ha pasado más de 20 años desde la publicación de la Ley de Prevención, Ley 31/95 y de su Reglamento de Desarrollo, el RD 39/97 ¿Qué valoración hacen de la trayectoria de las empresas españolas en relación a la seguridad y salud en el trabajo? ¿Hemos pasado la fase de cumplimiento formal a la fase de integración real de la PRL? ¿Cuál cree que es el nivel de cultura preventiva en nuestras empresas?

Tenemos que ser conscientes que estamos en el siglo XXI desde hace ya 17 años. La Ley de Prevención, que vio la luz en 1995, se engendró creando un marco normativo aplicable a lo que las empresas del siglo XX necesitaban en materia de riesgos laborales por aquel entonces.

Hoy en día, tenemos el orgullo de contar con profesionales con amplia experiencia en prevención, conocedores de los diversos puestos de trabajo con sus riesgos específicos, y con un desarrollo legislativo que aplica directa e indirectamente a estas actividades laborales.

No es la situación de madurez que desearíamos, pero tampoco estamos en los primeros pasos, salimos ya de la infancia de la cultura preventiva de nuestras empresas, para pasar a la parte más compleja….la “adolescencia”.

Además, nos hallamos ante un reto de adaptación al concepto más amplio, integrador y profundo que supone el concepto de “Seguridad y Salud”; aplicamos la prevención desde los inicios y nos ocupamos del bien más preciado de las empresas, las personas, para mantenernos saludables como trabajadores activos con el transcurso de los años, trabajando el binomio empresa saludable y envejecimiento activo.

Será la integración de la prevención dentro de la estructura jerárquica de la empresa la que lleve, en gran medida a una gestión preventiva excelente, con la que se alcanzaría una reducción de los índices de siniestralidad laboral y una mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo de todos. Estamos creando Cultura Preventiva entre las empresas, las Pymes, los trabajadores autónomos, muchas de las nuevas Start-ups ya nacen con ese gen inculcado en su ADN, y en otras estamos haciendo malabares para dotarles de ese par de cromosomas: “SS” (Seguridad y Salud).

Cada vez más empresas se están preocupando por los programas de promoción de la salud en el trabajo, y por los modelos de gestión basados en el enfoque integral de protección, prevención y promoción, los modelos de empresa saludable. ¿Son los modelos de gestión basados en entornos de trabajo saludables el futuro de la gestión de la PRL? ¿Por qué?

Estoy convencida de que sí. Sí porque el valor de una gestión integral de las personas es un valor que desde RRHH de cualquier empresa se está incorporando como puntal visualizador del compromiso social de las mismas. Se nos gestiona con una amplia visión de 360º, en una dimensión 3G, poniendo el centro en el valor más preciado y más difícil de suplir: el que constituimos los trabajadores, con nuestra gran diversidad, y por eso, el único camino es el de la cultura por lo seguro, y el único objetivo, el de bienestar dentro y fuera del trabajo.

Por eso los modelos de gestión basados en entornos de trabajo saludables se puede decir que son ya EL PRESENTE. Basta con mirar alrededor para darse cuenta de ello. La Cultura del Bienestar de las personas junto con la integración de la PRL en los entornos de trabajo, son factores inseparables para conseguir un entramado laboral realmente sano y seguro, sostenible en el tiempo.

Relacionando esta pregunta con las preguntas precedentes, ¿Están nuestras empresas (Pymes y Micropymes) preparadas para este nuevo enfoque? ¿Qué hace falta y de quién deben ayudarse para que este modelo con enfoque integral de salud cale en las organizaciones?

Las grandes empresas ya se han sumado a este nuevo enfoque. En cambio, las Pymes y Micropymes necesitan apoyo para ello. Muchas están convencidas de la necesidad de este cambio, de los beneficios de pasar de la cultura de trabajar de manera segura por obligación, a hacerlo por convencimiento, creyendo y comprobando sus beneficios, como una inversión imprescindible que hará rentable y sostenible sus negocios.

Pero es necesario hacerles el camino viable. Facilitarles todas las herramientas y soluciones a medida para llevar a cabo este cambio imprescindible. Desde aquí como mutua, no quiero dejar de ofrecer nuestra disponibilidad total para asesorarles en este aspecto.

En la reducción de la siniestralidad laboral estamos implicadas las mutuas de forma directa, trabajamos en implantar un modelo de gestión de la siniestralidad que se adapte a las necesidades empresariales de competitividad, productividad y sostenibilidad, promoviendo entre las empresas asociadas el concepto de SALUD integral y de Empresa Saludable.

Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social habilita a las Mutuas para que realicen diversas actividades preventivas, comprendidas en la protección de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social. Entre ellas, están actividades de investigación, desarrollo e innovación. ¿Qué proyectos en esta materia han desarrollado en los 2 últimos años? ¿En qué proyectos de investigación e innovación están trabajando en la actualidad?

Efectivamente. El artículo 82.3 LGSS nos permite ejecutar “actividades de investigación, desarrollo e innovación a realizar, directamente por las mutuas, dirigidas a la reducción de las contingencias profesionales de la Seguridad Social”.

Esta línea de actuación está destinada a promover proyectos de INNOVACIÓN I+D+i encaminados al estudio y análisis de los diferentes factores de riesgo que incidan en las causas de la siniestralidad laboral, principalmente en seguridad vial y músculo-esqueléticas, enfermedad profesional o envejecimiento de la población activa, para aumentar el conocimiento de las medidas preventivas y la difusión de buenas prácticas entre nuestras empresas asociadas.

Poco a poco, desde Fraternidad-Muprespa, trabajamos en esta línea de innovación, sin descartar la opción de ir abordando progresivamente más desarrollos con medios propios según se vaya incrementando los recursos y nuestra formación investigadora. Nos centramos ahora en cuatro frentes:

  • Accidentes in itinere: contamos con dispositivos de realidad virtual que simulan diferentes situación de conducción que permiten emular de manera personalizada la conducción en condiciones extremas. De esta manera innovamos utilizando las nuevas tecnologías en el campo de la sensibilización y adquisición de hábitos seguros.
  • Empresa saludable y fitness emocional: con la creación de material de apoyo, minisites y documentos de referencia que ayuden a las empresas o trabajadores autónomos para contar con un personal en las mejores condiciones de salud.
  • Observatorios de investigaciones de siniestralidad laboral y en materia de PRL.
  • Prevención en clave de género: para difundir recomendaciones prácticas, palancas e instrumentos que coadyuven a incluir la diversidad y la perspectiva de género del personal de las empresas.

Fabricación inteligente, nanotecnología y nanomateriales, economía colaborativa, entornos de trabajo líquidos, nuevas formas de trabajo….y nuevos riesgos. ¿Cuáles son los retos más importantes en materia de seguridad y salud a los que deben enfrentarse las empresas y sus modalidades organizativas en PRL en los próximos años

En mi opinión es momento de dejar de llamarles nuevos riesgos emergentes, porque ya están aquí, conviven con nosotros en nuestros entornos laborales y en nuestra vida social sin darnos cuenta.

Contamos con nuevas tecnologías/materiales y modalidades de trabajo derivadas de ello, quién no ha oído hablar de drones, robots, big data, nanotecnologías, nanomateriales, grafeno…todo ello afecta de pleno al mundo de la seguridad y salud laboral.

Pero no solo son un riesgo, también nos ayudan para a crear dispositivos de seguridad más fiables, disponer de EPIS más ligeros con propiedades que nos protegen más, equipos de trabajo más resistentes; a desarrollar fármacos más efectivos, bebidas inteligentes, alimentos más saludables, con el microencapsulado de antioxidantes para aumentar la absorción de alimentos específicos; a fabricar tejidos resistentes a las manchas (EPIs biológicos y químicos, Ropa de trabajo infecciosos),…en resumen, sus aplicaciones son múltiples, diversas y crecientes.

Es un momento apasionante. Tenemos la oportunidad de vivirlo en primera persona y también el deber de construir un tablero sólido para estas nuevas tesituras en las que nos encontramos los técnicos de prevención, estudiando y formándonos constantemente.

Participa en el I Congreso Prevencionar con la ponencia magistral “PRL 4.0 hacia un mundo singular” ¿Puede hacernos un pequeño adelanto y decirnos por qué los asistentes al Congreso no pueden faltar a ella?

Porque como acabo de comentar hoy en día, el mundo laboral es distinto. Conformado por entornos de trabajo colaborativos, en el que conviven de manera habitual con dispositivos y herramientas robotizadas, lo cual nos ofrece un marco de trabajo totalmente diferente al contexto pasado.

Como Mutua Colaboradora de la Seguridad Social, una de nuestras misiones, es asesorar a las empresas en materia de seguridad y salud. Qué mejor oportunidad que hacerlo antes incluso de que las situaciones que en un futuro puedan generar cualquier tipo de accidente, o incapacidades y prestaciones derivadas de las nuevas formas de trabajo que están implantándose en las empresas, tengan lugar.

Por ello, este año, el 24 marzo celebramos una Jornada Singular en el Caixaforum de Madrid. Su hilo conductor fue analizar diversos aspectos que forman parte de ese contexto laboral actual. Se habló desde dos puntos de vistas muy diferentes.

  • El primero, la transformación en las personas: teniendo en cuenta la afectación del contexto tecnológico en las personas trabajadoras, analizando la relación de nuevas modalidades de trabajo, como el teletrabajo; se reflexionó sobre la importancia de la gestión del tecnoestrés o el envejecimiento de la población activa; o la nueva definición del concepto de la salud digital (E-Health, historia clínica digital), o el poder de la predicción de comportamientos mediante el uso del Big Data y las nuevas herramientas en salud laboral.
  • El segundo, la transformación en las cosas: se desarrollaron interesantes opiniones sobre nanociencia, la interconexión de las cosas y robótica 4.0 la interacción compleja entre persona y máquina.

Todos los interesados en este nuevo enfoque de la Prevención, no podemos faltar a ese tipo de jornadas, ni a Congresos como el de PREVENCIONAR, porque debemos sentir el compromiso de contribuir a plantear una reflexión genérica de los nuevos aspectos que habrá que analizar, optimizar e implantar en las empresas. Trabajemos juntos para construir bases sólidas de diálogo entre las diferentes partes interesadas, dando lugar a la generación de conocimiento experto que sirva de base para todos.

¿Por qué cree que los profesionales del sector de la Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo deben asistir al I Congreso Prevencionar?

Para aprender, para escuchar, para compartir, para impulsar, para cambiar la manera de ver la prevención de riesgos laborales en las empresas, para posicionarnos como impulsores del cambio, para facilitar la integración de la SST en las empresas, en las Pymes, entre los autónomos, para conocer la realidad de cada uno de ellos…

….para acercar posturas que faciliten el vencer las dificultades que nos vayamos encontrando, generando conocimiento en la materia,

…..para ser A-tractores y ser atraídos,

….para que no se nos esfume esta oportunidad, ni se nos escape la posibilidad de aprovechar el conocimiento y la experiencia de la gran comunidad prevencionista que tenemos en este país.

Para estar y vivir este momento, con la adrenalina, la confianza y la seguridad de sentirse acompañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *