Fco. Canes “No valen las palabras en Seguridad Vial, hay que dar ejemplo”

¿Quién es Francisco Canes Doménech? ¿Cuál es su relación con la Seguridad y Salud?

Desde 2003 presido Asociación DIA de Víctimas de Accidentes, una ONG que trabaja atendiendo a víctimas de accidentes, ofreciendo una atención social, legal y psicológica profesional, independiente y gratuita; y además defendiendo los derechos del colectivo de víctimas. En paralelo dirijo y coordino desde hace 7 años cursos para profesionales de emergencias sobre tráfico y planificación de emergencias con personas con discapacidad en la Escuela Nacional de Protección Civil.

En 2012 decidimos dar un paso más y crear Fundtrafic, un proyecto de emprendimiento social que desarrolla programas sociales con el objetivo de financiar la labor social de la asociación y ofrecer iniciativas beneficiosas para la sociedad en colaboración con empresas, instituciones y organismos públicos, en particular en línea con las políticas de los departamentos de RSC, Comunicación y PRL.

Por tanto, la concienciación vial, la promoción de hábitos seguros y la protección de la salud son áreas en las que a diario desenvuelvo mi trabajo y el de las entidades que presido.

A menudo participo como ponente en jornadas, congresos y encuentros relacionados con la Seguridad Vial, la Movilidad Responsable, la Salud, la Discapacidad, la Comunicación, la gestión de Fundaciones y Asociaciones, la RSC, etc. y RSC. Incluyendo mi participación activa en las formaciones de prevención de accidentes que realizamos desde DIA y Fundtrafic, en las que, además, incorporo mi perspectiva como víctima de accidente.

Nos gustaría conocer más sobre la Asociación DIA de víctimas de accidentes y sus áreas de trabajo.

La Asociación DIA de Víctimas de Accidentes es una entidad social que nace en el año 2003 como un recurso especializado en la atención integral (social, psicológica, legal, laboral…) a las víctimas de accidentes y a todo su entorno, a nivel estatal. Atendemos a víctimas de cualquier tipo de accidente y tanto si son víctimas directas como indirectas.

Asociación DIA trabaja en distintas áreas

  • Atención integral a víctimas: proporcionamos de forma directa soporte y ayuda, a nivel social, legal y psicológico, a través de un equipo multidisciplinar formado por un conjunto de profesionales especializados en el apoyo a víctimas y sensibilizados con su realidad. Además, Asociación DIA trabaja en la reivindicación activa de una mejora de los derechos de las víctimas de accidentes. Contamos con el teléfono gratuito 900 907 711 específico para atención a víctimas.
  • Concienciación y prevención: realizamos charlas y campañas de concienciación, cursos de conducción segura y formaciones en prevención de accidentes en colaboración con organismos públicos, empresas y entidades sociales con el objetivo de reducir todo tipo de accidentalidad. En nuestra asociación, somos las víctimas los que estamos a la vanguardia de la concienciación y participamos activamente “concienciando desde las emociones”. En este sentido, conocer consecuencias de los accidentes se convierte en un valor para la prevención.
  • Formación y apoyo a profesionales: facilitamos formación, recursos especializados y asesoramiento a los profesionales que tratan directamente con víctimas de accidentes, con el fin de lograr que la atención prestada sea de la mayor calidad posible.
  • Integración: contamos con un Programa de Inclusión Laboral a través del cual mediamos entre personas con discapacidad en situación de desempleo y empresas que necesitan trabajadores/as y que además están comprometidas con la normalización de este colectivo.

Además, nuestra asociación cuenta con el apoyo de la DGT, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de la Escuela Nacional de Protección Civil y nuestras iniciativas también reciben la colaboración de otros organismos como el Instituto Madrileño de Infancia y Familia.

En el momento actual ¿existen políticas y programas tanto a nivel público como privado que ofrezcan ayuda y apoyo (económico, psicológico…) no sólo a las víctimas directas de los accidentes laborales sino a sus familiares?

La verdad es que las ayudas públicas para el colectivo de víctimas de accidentes laborales son muy reducidas. Ahí entra en valor el trabajo de asociaciones como DIA que cumple con una tarea desinteresada de ayuda social, legal y psicológica. Además, nuestra visión es la de que un accidente causa un impacto no sólo en la persona que lo sufre, sino en todo su entorno y por tanto esto debe ser tenido en cuenta a la hora de paliar sus consecuencias.

Avalados por nuestra experiencia con víctimas, contamos con un programa específico para facilitar ayuda a empresas y trabajadores en la fase aguda posterior a un accidente (laboral, de tráfico, deportivo, etc.). Fundtrafic, a través del área Caretrafic – care de cuidar- ofrece a empresas herramientas y apoyo para gestionar posibles hechos traumáticos y situaciones de crisis con sus empleados o clientes.

La siniestralidad vial laboral junto con las patologías no traumáticas supusieron en el 2015 según estadísticas del Ministerio de Trabajo más de un 57% de las muertes en jornada de trabajo. Con estos datos ¿Por qué la seguridad vial laboral no está recibiendo la atención que merece?

Seguimos en la línea de creer que lo que pasa dentro de la empresa sólo es responsabilidad de la empresa, o que si sucede un accidente laboral en sus instalaciones el impacto de las consecuencias queda ‘de puertas a dentro’. Sin embargo, a través de nuestro trabajo con empresas y personas nos damos cuenta de que un accidente de trabajo es mucho más que un evento aislado. Un accidente laboral azota la estabilidad de una empresa como un seísmo -sin mencionar la crisis reputacional que puede desencadenar-, afectando en primer lugar a las víctimas directas, en segundo lugar a su entorno (familiares, amigos, etc.) y en tercer lugar desestabilizando al resto de los trabajadores y trabajadoras del centro. El coste social es muy elevado. Por ello debemos impulsar al trabajo conjunto de instituciones públicas, empresas y asociaciones para frenar la siniestralidad vial laboral.

Con nuestra fundación, Fundtrafic, ya estamos trabajando con empresas muy importantes (Abertis Autopistas, Galp, Adecco, Avis, Feu Vert, Cemex, Renault, PSA, Estrella Levante, Enel, Bayer, Bankia, etc.) desarrollando de manera conjunta, y de manera exitosa, programas de seguridad vial, prevención, integración y RSC.

¿Qué cree que es necesario para llevar la seguridad vial laboral a las empresas y en concreto a las pequeñas y medianas empresas?

Estoy convencido de ello, las pequeñas y medianas empresas han estado abandonadas durante un tiempo, pero debido a sus características -una estructura más reducida y volátil- necesitan una ayuda extra para desarrollar iniciativas de este tipo. Es por ello que en 2016 Asociación DIA lanzó su campaña ‘0 accidentes, también en el trabajo. Por ti, por todos’ tendiendo la mano a asociaciones empresariales de todas las regiones y sectores. Ha sido gracias al impulso de CEPYME, la primera entidad en suscribir este compromiso por la seguridad vial, que estamos llegando precisamente a estas empresas pequeñas y medianas que quieren trabajar por la reducción de la siniestralidad vial en el ámbito laboral. En este sentido, precisamente la labor de DIA y Fundtrafic es llevar la seguridad vial laboral en forma de concienciación y prevención de accidentes a las empresas.

¿Cómo cree que se puede favorecer una mayor cultura preventiva en organizaciones y trabajadores en el ámbito de la seguridad vial laboral?

La cultura preventiva tiene mucho que ver con las leyes y con la cultura a un nivel más amplio. Con las leyes que por ejemplo castigan a quien incumple la norma o a quien comete una imprudencia. En este sentido, progresivamente las organizaciones podrán ir integrando procedimientos para controlar mejor que sus trabajadores/as no incurran en imprudencias ni conductas irresponsables. Por ejemplo, en el sector del transporte se podrán ver implantadas tecnologías como el Alcolok, un dispositivo que impide arrancar un vehículo si el conductor ha ingerido alcohol.

Por otra parte, está el tema de la cultura en sentido amplio. En este caso, la actitud de las organizaciones -desde su identidad propia- puede contribuir en gran medida. No valen las palabras, sino que hay que dar ejemplo. Facilitar formación a los trabajadores en prevención de accidentes y lanzar campañas de concienciación, siempre aumenta la cultura preventiva. Por otra parte, las organizaciones tienen que dar pasos para facilitar por ejemplo una jornada flexible, con entradas y salidas escalonadas, el uso del transporte público, etc. todo ello en el marco de un necesario Plan de Seguridad Vial de empresa.

Una de las áreas de trabajo de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes es la inclusión laboral. ¿Es posible hacer una PRL inclusiva? ¿Qué aspectos deben trabajar las organizaciones para lograr ese objetivo?

Efectivamente, en DIA tenemos hemos puesto en marcha un Programa de Inclusión Laboral, patrocinado por Fundación ONCE y por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En DIA solemos decir que la inclusión es un enfoque que parte de la idea de que la diversidad es una ventaja que fomenta positivamente el enriquecimiento de las personas y de la sociedad a través de la participación activa de las personas, la familia, las empresas, etc., en todos los procesos sociales. Y en esta tarea, las empresas cumplen una función de integración fundamental.

Con nuestro programa mediamos entre las empresas y estas personas para facilitar su integración laboral, además de ofrecer asesoramiento y proponer distintas acciones de sensibilización. Las empresas cumplen de este modo con su responsabilidad social corporativa fomentando la normalización de la ‘discapacidad’ o diversidad funcional.

Desarrollar una PRL inclusiva implica abrir la mente para ponerse en la piel del otro, salir de la zona de confort y arriesgarnos a reconocer que la PRL tradicional quizá ha obviado la existencia de personas con distintas capacidades.

Participa en el I Congreso Prevencionar con la conferencia “La atención a las víctimas de accidentes: una gestión moderna de los accidentes laborales”. ¿Puede adelantarnos de qué nos hablará y porqué los asistentes al Congreso no pueden faltar a ella?

En primer lugar, decir que es un placer participar en el I Congreso Prevencionar y que todo nuestro equipo espera este encuentro con ilusión.

Con la ponencia “La atención de víctimas de accidentes: una gestión moderna de los accidentes laborales” los asistentes podrán hacerse una idea de hacia dónde se dirige la protección de la salud laboral del futuro.

Hablaré en gran medida de nuestras experiencias de éxito: nuestro servicio de atención a víctimas por un equipo profesional e independiente; la concienciación en prevención de accidentes impartida por víctimas de accidentes y todo el trabajo desarrollado desde el área Caretrafic, a través de la cual ofrecemos un servicio específico de ‘cuidados’ a los empleados/as de una empresa en caso de que un accidente laboral o hecho traumático acontezca en el seno de una organización. En este sentido, la gestión se modernizará y la víctima podrá encontrar la primera asistencia y acogimiento a través de su propia empresa.

Fundtrafic y DIA facilitan los medios humanos, materiales y profesionales para que las organizaciones que se vean afectadas por un hecho traumático puedan encontrar las herramientas relacionadas con la comunicación de malas noticias y gestión de las emociones; la atención psicosocial especializada para la plantilla en caso de hechos traumáticos; la acogida y/o recuperación al trabajo tras un hecho traumático; la gestión de crisis e intermediación con instituciones en situaciones de crisis con víctimas, etc.

¿Por qué cree que los profesionales del sector de la Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo deben asistir al I Congreso Prevencionar?

Sin duda, cualquier profesional del sector de la Seguridad, de la Salud y del Bienestar sabe que el I Congreso Prevencionar va a ser uno de los eventos más importantes que se celebren este año entorno a estas temáticas. Ya está confirmada la asistencia de unos 150 speakers tanto del ámbito privado como del público y de aproximadamente 500 asistentes, por lo que animo a los lectores de esta entrevista a ¡inscribirse cuanto antes!

Este primer Congreso marcará el rumbo de los siguientes y abrirá un espacio de debate a nivel nacional que contará una amalgama de visiones que no puede sino aportar riqueza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *