Dra. Concepción Alicia Monje «Hacia la sociedad robótica del futuro»

En unas líneas. ¿Quién es Concepción Alicia Monje? Es investigadora en robótica ¿Qué es lo que motiva en su trabajo de investigación? 

Trabajo en la Universidad Carlos III de Madrid, soy miembro del grupo de investigación RoboticsLab de esta universidad y realizo labores de investigación en el ámbito de la robótica humanoide. Más concretamente investigo sobre el diseño y control de eslabones blandos para robots. Lo que más me motiva es poder participar en el desarrollo de plataformas robóticas que ayuden a la sociedad a alcanzar un estado de mayor bienestar.

Un estudio del Foro Económico Mundial prevé que para 2025 más de la mitad de los puestos de trabajo que hoy existen serán reemplazados por tareas que realizarán máquinas. En su opinión y conociendo el estado del arte ¿es una predicción realista?

Es claro que los trabajos se están transformando por la introducción de máquinas y robots cada vez más inteligentes, como también es cierto que otros muchos perfiles laborales se están creando gracias a la llegada de estas máquinas. Aunque nos encontramos en una transición de la situación laboral, creo que a medio/largo plazo la introducción de la tecnología en este ámbito será muy beneficiosa para todos y nos permitirá estar a la cabeza de la innovación.

¿Hay un lado positivo en la generalización de la robótica en los lugares de trabajo?

La robótica permite aliviar las tareas más rutinarias y de mayor esfuerzo que el ser humano realiza en su jornada laboral y facilita el paso al desarrollo de tareas más creativas y motivadoras.

La inteligencia artificial se caracteriza por que puede aprender y además lo hace procesando millones de datos de información en muy poco tiempo. Es capaz de tomar decisiones complejas. ¿La inteligencia artificial superará a la humana? ¿Será posible que además tenga conciencia, que trascienda a la inteligencia?

En mi opinión, la inteligencia artificial será siempre diferente a la humana, de la misma manera que una máquina es diferente a un ser humano. Humanos y máquinas son entidades distintas, y más que hablar de unas inteligencias superiores a las otras, yo apuesto por hablar de una inteligencia conjunta que haga del binomio hombre-máquina una entidad superior.

Si tuviera que elegir … ¿Inteligencia artificial o inteligencia emocional?

En mi opinión, ambas van de la mano y no debemos separarlas. La inteligencia emocional dota a las máquinas de empatía, y esa empatía es necesaria para que el usuario establezca una comunicación con ellas y el binomio hombre-máquina sea lo más efectivo posible.

¿Los robots serán más humanos o los humanos más robots?

Ambas cosas. Creo que nos movemos hacia el transhumanismo y la fusión humano-robot será una realidad a largo plazo.

Fusión o simbiosis entre humano y tecnología (Augmented Human). ¿Qué opinión tiene al respecto?

Considero que esta simbiosis puede ayudar a mejorar la calidad de vida de muchas personas, pero para que se garantice la aplicación responsable de esta alternativa será necesaria una legislación específica que atienda a los requerimientos éticos y morales establecidos.

¿Cómo hacer para que la transición a una sociedad en la que la robótica, la IA esté generalizada, sea una transición “amable”?

En primer lugar, debe aplicarse una legislación que garantice que dicha transición sea lo menos perjudicial para el trabajador. Y por otro lado, es necesaria una formación continua en las herramientas tecnológicas por parte de la sociedad, desde edades tempranas.

Usted ha participado como asesora científica en la película Autómata, dirigida por Gabe Ibáñez y protagonizada por Antonio Banderas. Háblenos un poco de esa experiencia.

Esa experiencia fue maravillosa. Conocí al director de Autómata, Gabe Ibáñez, a través de una amiga común. Él estaba trabajando en el guion de la película y buscaba a alguien que realizara la asesoría científica y dotara de cierto rigor al contenido científico-técnico de la misma. Ahí estaba yo. Me impliqué en todo el proceso de guion y fue muy creativo y enriquecedor. 

Usted fue Premio Mujer y Tecnología 2018 de la Fundación Orange y acaba de recibir el Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga. En el Congreso Prevencionar la mujer, la perspectiva de género en SST tendrán un papel muy importante. ¿Es necesaria una mayor visibilidad de la mujer en la ciencia y con la divulgación científica?

La visibilidad es fundamental, es muy importante tener referentes femeninos y romper con ciertos tabúes. El papel de la mujer es elemental en la ciencia y solo con su inclusión podemos llegar a proponer soluciones beneficiosas para toda la sociedad en su conjunto.

¿Puede darnos algún adelanto de su conferencia?

Hablaré del estado actual de la robótica y de los retos a los que nos enfrentamos en este campo.

Díganos una razón por la que los profesionales de la Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo no pueden perderse su conferencia en el II Congreso Prevencionar.

La robótica se extiende cada vez más en todos los campos de la sociedad y es fundamental estar al tanto de los avances, de cómo pueden beneficiarnos a nivel personal y laboral y de cómo podemos hacer un uso responsable de la tecnología.

Razones para presentar tu Comunicación en el II Congreso Prevencionar 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *